Sabes que…?

Cuando muramos, lo importante puede que no sea cuanto mal hemos hecho o cuanto bien, ni cuantas veces di una propina, o cuantas veces una palabrota.
Lo importante puede ser preguntarse … ¿Cuantas personas han sido más felices, porque alguna vez su vida se cruzase con la nuestra?

Hacer bien sin mirar a quien.
La mejor recompensa, una sonrisa agradecida.

A %d blogueros les gusta esto: