La mejor medicina para el alma es la dulzura de otro ser humano.

Siempre s amable y trata a los demás como te gustaría que te trataran

Deja una respuesta